Problemàtiques d’habitatge a Gràcia (4): ANA MARIA, de una hipoteca a un alquiler a una okupación

ANA MARIA, de una hipóteca a un alquiler a la okupación

Me llamo Ana María Banegas, soy de Bolivia y tengo tres hijos. Vivo en el Armadillo(1) desde hace un año. Todavía tengo deudas con Catalunya Caixa debidas a una hipoteca que no pude pagar; no aceptaron la dación en pago. “No me concedían alquileres, solo hipotecas”

Estuve trabajando en un restaurante con contrato indefinido y vivía en un altillo del mismo restaurante hasta que mi jefe me dijo que necesitaba ese espacio. Empecé a buscar pisos de alquiler, pero nadie me quería alquilar porque había que cumplir muchas condiciones, solo me concedían hipotecas. Al final, firmamos la hipoteca en la oficina de Caixa Catalunya, en Travessera de Gràcia 181. Es el espacio que actualmente ocupa el Banc Expropiat, donde un tiempo más tarde tuve que ir precisamente porque no podía pagar la hipoteca y necesitaba un lugar donde vivir. Dejamos de pagar la hipoteca porque nos la subieron en 600 euros y no la pudimos pagar.

Cuando les dije que no podía pagarla, me dijeron que me dejaban sin la deuda si pagaba 30.000 euros del notario y del préstamo. Al final me lo dejaban en 15.000 por las reformas que hice en el piso, pero igualmente no lo podía pagar. Todavía hoy, hace unas semanas me llamaron diciendo que debía unos 11.000 euros y les volví a explicar la historia.

Después volvimos a alquilar, tuvimos a la nena y mi marido se quedó sin trabajo. Así que empezamos a pensar seriamente en el tema de la okupación.
Yo salgo muy poco de mi casa, pero fui al Banc Expropiat a preguntar, me animé. Me acuerdo que llegué, que me recibieron muy bien y les expliqué mi caso. Eso fue en octubre, me explicaron cómo hacer frente a la situación. Y ya nos pusimos a mirar y a informarnos.

Me hacia la idea de ocupar una casa abandonada, viejita…nunca se me pasé por la cabeza que iba a estrenar una casa. Que ni un banco, ni pagando con mi propio dinero, me dio una casa como la que tengo ahora.

Y entramos en el Armadillo(1), y después lo hicimos público. Luego venia gente preguntando si dábamos pisos…pero no saben que detrás de eso hay muchísimo trabajo y constancia y perseverancia y ganarse la confianza de la gente con la que vives.

Cuando entramos se hizo una reunión en la plaza del sol. Vinieron de Sabadell y de otras casas okupadas y nosotros fuimos a explicar nuestro caso y a conocer otros parecidos. Yo siempre he vivido en este barrio, y también pensaba esas cosas que dice la gente sobre la okupación y la imagen negativa. Entonces tuve mi oportunidad de disculparme con todos: “Perdónenme porque yo tenía un mal concepto de ustedes y resulta que ahora soy una de ustedes”. La verdad es que me hubiera gustado conocer a esta gente antes, sin tener la necesidad tan urgente.

“Yo soy de Bolivia, pero yo soy de donde quiero estar y yo quiero ahora estar aquí”
Son difíciles las convivencias porque yo vengo de estar viviendo diez años sola, con mis puertas cerradas. Pero aquí estamos en convivencia con todo abierto. Es difícil de acostumbrarse pero después es de gran ayuda, hay personas que me han ayudado mucho en esta casa, que han sido un apoyo moral para mí en los momentos difíciles y también ahora.

Y la verdad es que menos mal que hacemos asambleas sino, ¿quién me hubiera ayudado a destapar los baños?, ¿a poner la luz?, ¿quién me hubiera orientado con el abogado? Quizás estuviera fuera ya.

La convivencia se compensa: Si yo lo puedo hacer y tú no porque no tienes tiempo o no te gusta hacerlo pero cuando se te necesita estas ahí, se compensa. Todo eso se aprende, no es “si tu no lo haces yo no lo hago”.

“Los servicios sociales no nos apoyan”
Y si nos vuelven a echar de aquí tenemos que volver otra vez a empezar de cero, porque no tenemos otro apoyo, los servicios sociales no nos apoyan. Yo he renovado 8 años la lista de espera para pisos de protección oficial y no me lo han dado. De emergencia social me dieron uno porque me estaban expulsando del piso y porque tenía la niña, pero me lo dieron en Can Baró, no tuvieron en cuenta donde vivía; les dije que lo rechazaba porque no tengo para el metro, y me dijeron que no era una excusa válida. Sí es una excusa válida: No puedo pagar el metro, mis hijos van cada día caminando al cole.

“Yo creo que los que okupamos no lo hacemos por cobardes, lo hacemos por valientes”
Si hubiera sido cobarde hubiera comprado un pasaje para mi país y no volver más porque yo en mi país tengo casa y un plato de comida cada día. Pero ese no es mi fin, yo tengo otras metas, tengo otra lucha que son mis hijos.

Yo fue a Bolivia en mayo y a mis hermanos les costaba entender la okupación. Yo creo que los que okupamos no lo hacemos por cobardes, lo hacemos por valientes

Me siento una privilegiada, de poder decir “pude estar por lo menos un año”. Que si me sacan bueno, pues ya está, tenemos mucha gente que nos ayuda aquí y hemos aprendido muchísimo.

“La regla básica es confiar en lo que estás haciendo y apoyarse mutuamente. Si no estamos unidos no hay nada”
En general creo que la regla básica es confiar en lo que estás haciendo. Confiar en lo que estás haciendo y en el grupo, apoyarse mutuamente porque si no estamos unidos no hay nada. Si tú piensas egoístamente nada puede funcionar. Lo veo así. A veces decimos en la asamblea que si hubiéramos hecho una selección quizás no estaríamos juntos, pero aquí todos estamos por la misma necesidad y bueno, si hay variedad es mejor.

Hay mucha gente que tiene mucho miedo y hay que perderlo. ¿Miedo a que? ¿A que me saquen por la tele arrastrada por la policía? Pues que me saquen, yo no se lo voy a dejar nada fácil. Atemorizarme porque vienes con tu uniforme, con tu patrulla? Pues no… Si llega a pasar estaremos preparados, seguro.

El esfuerzo hay que valorarlo, porque la recompensa viene después. La gente que llevamos aquí desde el principio pensamos “¿Si a mí me costó tanto, por qué lo voy a dejar ahora?” y hay gente nueva que viene y dice ¿si a mí no me costó nada, por qué voy seguir haciendo? ¿Si ya tengo el piso, por qué me hacen hacer estas cosas si no lo necesito? Yo he aprendido todo esto dentro, por eso creo que es un proceso de aprendizaje largo.

“Si toda la gente que vino preguntando por los pisos cuando okupamos el Armadillo se hubiera ocupado de buscar una casa, más de un edificio estaría okupado ahora mismo”

Grup d’Habitatge de l’Asemblea Vila de Gràcia (AVdG)
Vila de Gràcia
Març de 2014

Notas: (l) EL Armadillo es un edificio que fué okupado en la Vila de Gàcia el febrero de 2013 por famílias y jovenes trabajadores. Ahí siguen…

Deixa un comentari